Fantasia literaria

10.jpg

Es dificil encontrar literatura erotica de calidad, y si hablamos de poesia es muy dificil que no caiga en cliches y descripciones corrientes. Las historias o poemas de Cidno son un buen descubrimiento del talento mexicano que aunque anonima la autora, nos deja su escritura que logra mezclar lo lubrico con la fantasia de que exista el gozo total sin limitaciones.

 

                                                  EL BAÑO 

Cidno no es exclusivamente una sensual amiga de los actos consumados.  Gusta tambien de las contemplaciones puras, de las inquietadoras insinuaciones, de los ligeros goces sin transcendencia.

Y la hora de mi mayor deleite es la del baño general. Este se verifica a mediodia. Y es verdaderamente una fiesta cotidiana de onda, de lineas, de luz y de armonia.

En medio de un jardin que sombrean copudos arboles frondosos, esta la gran piscina de marmol, oblonga como un estadio, rodeada de lechos de piedra, que cubren curtidas pieles de antilope, de cebras y panteras.

Bajo la gloria de la luz meridiana, que tamiza el ramaje de la fronda, nos sumergimos simultaneamente en el agua translucida. Hondos suspiros voluptuosos delatan nuestra satisfaccion al recibir la perfecta caricia del liquido, que no envuelve en una posesion completa.

¡Como gozo admirando las blancas carnes desnudas, que adquieren bajo el agua una luminosidad lactea, como si los pies, los muslos, las grupas y los senos se envolviesen en sutiles velos de luna y plata!

Como nos ejercitamos en varios deportes nuestros musculos tienen la ligereza y la fuerza precisas para la natacion, y asi, apenas reaccionamos de la deliciosa impresion primera, nos lanzamos a nadar, rectas y celeres como flechas de luz, sinuosas y juguetonas como ondinas alegres, o nos tendemos en la superficie del agua, cara al cielo, dejando que la lumbre solar, entre las hojas de los arboles, dibuje sobre nuestros cuerpos horizontales e inmoviles, fantasticas flores verdes y amarillas

Una de mis travesuras favoritas -el baño me rejuvenece hasta sentirme impurbe- es hundirme por completo en el agua y bucear hasta asomar la cabeza por entre los muslos de alguna de mis alumnas, a la que sorprendo distraida en besar los piquitos de paloma que semejan los senos de otra hermana tendida en cruz sobre la superficie de la piscina. ¡Que gritos, que risotadas, que alegre algaraza entonces!

Otras veces soy yo quien se tiende sobre el agua, y espero a que dos de mis virgenes traigan en volandas, sobre sus hombros, a una tercera, deteniendose el grupo a la altura de mi boca.                                               La elegida, ingravida, abre sus piernas y presenta a mi sed insaciable de emociones de tesoro humedo su sexo, fresco y palpitante como ostra recien abierta…. Cuando ya no puede sostenerse mas tiempo en equilibrio, agitada por convulsiones del deleite, y va a caer sobre mi sus palanquinas se la llevan y le dan un chapuzon en el agua…. para que se refresque.

¡Delicia del baño meridiano! Mi unica tortura es el vasto deseo que siento de ser el agua  de la piscina para poseer simultaneamente, con innumeras bocas y manos, a todas mis alumnas.

Anuncios

17 febrero, 2009. Uncategorized.

Dejar un comentario

Be the first to comment!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback URI

A %d blogueros les gusta esto: